¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

La epidemia de opioides

Uno de los problemas de salud pública más difíciles que enfrenta México y el mundo, es el uso excesivo de opioides. Cada año, las muertes por sobredosis relacionadas a su uso, reclaman las vidas de 69,000 personas en todo el mundo. Debido a esto, algunos médicos y científicos creen que el cannabis podría funcionar como un sustituto más seguro para el manejo del dolor.

Los opioides

Son una clase de fármacos que comúnmente se recetan para aliviar el dolor. Estos se unen a los receptores opioides en el cerebro, la médula espinal y otras áreas, para reducir la percepción del dolor y producir una sensación de bienestar. Desafortunadamente, estos medicamentos conllevan también un alto riesgo de abuso y sobredosis.

Debido a que los receptores opioides también se encuentran en el tronco encefálico, estos pueden controlar la respiración del cuerpo y el sistema circulatorio. Cuando los opioides se toman en dosis inadecuadas, pueden ocasionar que la respiración se detenga por completo o incluso obstruir el mecanismo del cerebro que regula el funcionamiento de la circulación sanguínea y el corazón.

Cannabis

Algunos estudios  demuestran que la estimulación de los receptores cannabinoides en el cuerpo ha tenido buenos resultados en el tratamiento de varios tipos de dolor,  incluyendo aquellos de origen neuropático.

A diferencia de los opioides, no hay receptores cannabinoides encontrados en el tronco encefálico, por lo que los cannabinoides no tienen la capacidad de obstruir la respiración del cuerpo, ni al el sistema circulatorio, por lo que, el cannabis no puede hacer que alguien deje de respirar o detener su corazón, aun usado en dosis elevadas. Hasta la fecha, no se han reportado muertes asociadas con la sobredosis de cannabis.

¿El cannabis como sustituto de los opioides?

La incapacidad del cannabis para causar una sobredosis fatal, es la principal razón por la cual muchos médicos especializados e investigadores están sugiriendo considerar  el uso de cannabinoides en lugar de opioides para el manejo del dolor.

Científicos ya han explorado el potencial para mitigar el dolor presentado en pacientes que consumen cannabis en comparación con aquellos que utilizan analgésicos opioides. Una investigación encontró que cuando los cannabinoides son utilizados junto con opioides, son más efectivos para el alivio del dolor y permiten a los pacientes reducir el consumo de opioides. Al disminuir su consumo, el riesgo de sobredosis también es menor.

En los estados de la unión americana donde se ha legalizado el uso de cannabis con fines medicinales, se ha observado que los casos de sobredosis por opioides en la población, son significativamente más bajos, lo que podría sugerir que los pacientes están utilizando cannabis en lugar de opioides.

Si analizamos la preferencia de los usuarios, también hay ventajas en el uso del cannabis. Un estudio reciente examinó pacientes con dolor en Reino Unido con acceso legal tanto a opioides como a cannabis. Los resultados mostraron que el 63 por ciento de los pacientes prefirió el uso del cannabis.

En conclusión: Aunque en este momento, es difícil saber si los derivados del cannabis podrían reemplazar el uso de opioides por completo, los datos sugieren que hay una clara preferencia entre los usuarios para el tratamiento con cannabis en lugar de opioides, cuando tienen la opción. Además, el uso del cannabis tiene una tasa de mortalidad prácticamente nula.

SUBIR

Send this to friend